.

Factores que determinan la duración de los consumibles de tu impresora

Factores que determinan la duración de los consumibles de tu impresora

Oscar SAT toner jun 3, 2021 Blog 0 Comments

Con frecuencia, tenemos la sensación de que los consumibles de impresión tienen una duración distinta de la que indican los fabricantes. Aunque esta información siempre se expresa como ‘duración aproximada’, no es muy conocida la forma en que se mide la duración de los consumibles (tóner y cartuchos de tinta), así como la existencia de un porcentaje de cartuchos que puede durar menos o incluso más de lo que indica el fabricante. No solo eso, sino que, por nuestra parte, hay cosas que podemos hacer para optimizar la duración de nuestros cartuchos.

Por si no lo sabes, desde hace 10 años la mayoría de los fabricantes de impresión se rigen por una normativa ISO que mide los consumibles por igual, y permite calcular la duración usando la misma base de comparación entre todos los fabricantes del mercado que usen este estándar. De hecho, cada tecnología tiene una ISO distinta para tener en cuenta sus peculiaridades, como el láser monocromo, láser color o la inyección de tinta. Pero ¿por qué los cartuchos pueden tener una duración diferente de lo declarado por los fabricantes?

Para cumplir con esta ISO, cuando se realizan las pruebas para determinar la duración aproximada de un cartucho de tinta o tóner, se realizan test de impresión con múltiples cartuchos usando una página de prueba estándar definida por ISO y unas determinadas condiciones de impresión. De esta forma, se establece la duración estimada en páginas, cogiendo el número de páginas mínimo que pueden imprimir el 90% de los cartuchos probados. Si el tipo de página que solemos imprimir es muy distinto o las condiciones son otras, la duración también variará. Por eso hay cartuchos de tinta o tóner que pueden durar más o menos de lo estimado por el fabricante.

Una vez sabido esto, podemos ayudarte con la variable de la ecuación de la duración de los consumibles que puedes cambiar, destacando los tres factores clave para alargar la vida de tus cartuchos:

Intensidad del color – Si imprimimos documentos que incluyen imágenes o colores muy intensos, el consumo de tinta o tóner es mayor, lo que implicará una duración menor. Para ahorrar tinta o tóner te recomendamos, entre otros trucos, eliminar el color de fondo y usar degradados o tramas en aquellos documentos que tengan un color de fondo o colores sólidos o muy intensos, y reducir el tamaño de los códigos de barras en los documentos que los contengan; usarás menos tinta o tóner y seguirán siendo legibles por los lectores de estos códigos

Entorno de trabajo – Los cambios de temperatura también pueden tener un impacto negativo en los equipos de impresión y el consumo de los consumibles. Por ejemplo, si una impresora está en un almacén muchos meses por debajo de 21ºC y otros tantos por encima de los 26ºC, la duración del consumible será menor de lo indicado, ya que el entorno de trabajo es uno de los más hostiles para la impresión. Y lo mismo ocurre con la humedad; en entornos con una humedad relativa superior al 70%, las impresoras hacen un trabajo inicial para eliminar el exceso de humedad lo cual también puede afectar a la duración del consumible.

Recuerda: lo más recomendable es colocar el equipo donde la temperatura cambie lo menos posible (entre 21 y 26ºC) y que la humedad relativa esté entre el 40 y el 70%.

Controladores de impresión – La diferencia entre usar el driver del fabricante para el modelo concreto de impresora, o utilizar un driver genérico, también es un factor a tener en cuenta. Los drivers genéricos aportan ventajas a los gestores de TI, siendo muy cómodos para la instalación cuando hay múltiples usuarios o marcas; y la instalación automática de un controlador genérico facilita el uso de una máquina. Pero no están optimizados para las particularidades específicas de cada impresora. Cuando se imprime una hoja no es importante, pero si el volumen de impresión es mayor, puede derivar en un incremento del consumo.

Para evitar ese exceso, es recomendable instalar el controlador del fabricante y tener activadas las actualizaciones. Esto, además, permite sacar un mayor provecho de todas las funcionalidades que ofrece cada equipo.

Si se tienen en cuenta estos factores y sabemos qué tenemos que hacer para resolver cualquier problema, disfrutaremos de más días de tóner y/o tinta. 

Necesitas asesoramiento? Contacta con nosotros, haznos llegar tus dudas 

Leave your reply

*
**Not Published
*Site url with http://
*