.

 Film y tintas para fotolitos

Film y tintas para fotolitos

Oscar SAT toner nov 7, 2021 Blog 0 Comments

Un fotolito es, en impresión offset, huecograbado, serigrafía o tampografía, el cliché (negativo) que reproduce la imagen o la tipografía, sobre película o soporte transparente o translúcido como puede ser el acetato o el poliéster.

En la época química y electroquímica de la preimpresión (mediados y finales del siglo XX), para grabar las planchas de una imprenta era necesario crear antes unas copias intermedias en película fotográfica de alto contraste. Cada copia correspondía a una plancha de color y allí donde hubiera variaciones de intensidad, la película llevaba una trama que simulaba esas variaciones de intensidad. Cada una de esas películas era un fotolito.

Aunque la grabación directa de planchas desde el ordenador y las pruebas digitales están arrinconando a los fotolitos en la impresión offset, aún existen muchas imprentas y fotomecánicas que siguen basándose en ellos. En cambio, cuando hablamos de serigrafía, flexografía o tampografía, el fotolito sigue siendo utilizado plenamente.

Fotolitos, un poco de historia

Hasta hace bien poco, para hacer fotolitos había que recurrir a las caras filmadoras de fotolitos, máquinas complejas que se encargan de interpretar el archivo generado mediante una aplicación informática, como pueda ser Adobe Illustrator, Corel Draw o cualquier programa de dibujo vectorial y filmarla en una superficie transparente denominada fotolito. La resolución de una filmadora puede llegar fácilmente a 2400 ppp. Esta resolución es óptima para realizar fotolitos.

La aparición de impresoras de tecnología piezoeléctrica con cabezales capaces de imprimir hasta 2880 ppp ha facilitado la obtención de impresiones de alta densidad en películas transparentes con unos registros perfectos. La tecnología piezoeléctrica, por sus características, permite controlar la posición y el tamaño exacto de la gota de tinta en cada pulgada.

De este modo, con esta tecnología piezoeléctrica, al contrario que las filmadoras, caras de adquirir y mantener, podemos obtener unos resultados óptimos con un bajo coste de mantenimiento.

Las impresoras láser de alta calidad pueden llegar a imprimir con densidades de 2.0 en cambio una impresora piezoeléctrica alcanza densidades ópticas de imagen de 3,5 a 4 por un importe menor.

Fotolitos para serigrafía

En serigrafía, el fotolito tiene el uso de ser la plantilla de diseño de cada una de las pantallas serigráficas creadas mediante procesos de insolación y revelado.

Un buen fotolito ha de ofrecer la máxima opacidad posible en las zonas impresas para que nos permita obtener pantallas correctamente reveladas y una estampación bien definida.

A menudo, los serigrafos realizan fotolitos con impresora láser imprimiendo a máxima calidad. El problema de esta solución no es la falta de resolución, el tóner no ennegrece lo mismo que las soluciones inkjet de tinta especial + fotolíto + impresora piezoeléctrica. Por lo que se ven obligados a recurrir al uso de “spray ennegrecedor de Tóner” o a la superposición de 2 fotolitos iguales para que coincidan con exactitud. De esta forma quedaría un único fotolito con las zonas negras más intensas.

El fotolito tiene un papel muy importante en cualquier trabajo de serigrafía ya que afectará, en gran medida, al proceso de estampado y a la calidad del resultado final, por eso la solución más práctica y precisa son la impresión de fotolitos mediante impresora de chorro de tinta con cabezal piezoeléctrico, tinta especial ennegrecedora y film de máxima densidad óptica.

Soluciones para fotolitos

En Ahorra en Tinta tenemos soluciones para hacer fotolitos en formato A3, válido para impresoras deskjet y de gran formato. 

Nuestras tintas para fotolitos específicas para impresoras como para plotters,  te permitirán obtener una alta opacidad de negro para la producción de fotolitos.

¿Necesitas asesoramiento? Contacta con nosotros, haznos llegar tus dudas

Leave your reply

*
**Not Published
*Site url with http://
*